¿Qué pasa si hago bicicleta todos los días? – BICIO – SPORT

¿Qué pasa si hago bicicleta todos los días? – BICIO – SPORT

| Campagnolo

Hacer bici a diario es una práctica habitual entre los amantes de las dos ruedas, pero también está sometida a algunos mitos que conviene desmontar: desde la impotencia a la  hipertrofia muscular en el tren inferior.

Hacer bicicleta todos los días es una actividad cardiosaludable con múltiples beneficios para la salud. Repasarlos es la mejor manera de combatir información falsa que solo conduce al sedentarismo.

¿Es bueno hacer bici todos los días?

Se trata de una actividad altamente adaptable, pues puedes adecuar la intensidad según la fase en la que te encuentres: desde principiante hasta experimentado. Por lo tanto, las premisas son conocer tus límites para ir superándolos progresivamente, y tener unos conocimientos técnicos suficientes para saber cómo mantener una buena postura que evite molestias en el futuro.

Beneficios de hacer bicicleta

Es una actividad que se disfruta, que es saludable y que contribuye a la protección del medio ambiente, al reducir la huella ecológica de los vehículos dependientes de los combustibles fósiles. ¿Qué beneficios concretos tiene hacer bici? Los repasamos.

Hacer bici a diario es una de las recomendaciones más habituales cuando se quiere bajar de peso. Se considera una de las mejores actividades para quemar grasas, lo que a su vez contribuye a la buena salud cardiovascular gracias a la progresiva reducción del colesterol.

Las calorías quemadas en una sesión de actividad física con la bici dependen de varios factores: tu peso, el tiempo que dure el paseo o la intensidad a la que realices la actividad. Por lo general, se considera que 45 minutos de bici queman alrededor de 400 calorías, por lo que puedes tener en cuenta el dato para calcular tu déficit calórico.

Si usas la bicicleta todos los días, pronto notarás los resultados en el tren inferior. Se ejercitan cuádriceps, isquiotibiales y gemelos, sobre todo, y la tonificación también contribuye a la pérdida de grasa corporal. Además, aumenta la resistencia y se reduce el riesgo de padecer enfermedades.

Pero al usar la bici no solo se trabajan los músculos del tren inferior. También se fortalece la zona lumbar y los músculos de las vértebras dorsales, lo que previene las hernias discales. Eso sí, debes asegurarte de mantener una postura correcta sobre la bici.

Un estudio de la Universidad de Birmingham afirmó que el ciclismo puede frenar los efectos del envejecimiento. Durante la investigación se llevaron a cabo pruebas con 125 ciclistas aficionados de entre 55 y 79 años de edad.  Los resultados fueron comparados con adultos sanos de diferentes edades, pero que no realizaban ejercicio físico regularmente.

Uno de los mitos más extendidos en torno al uso de la bici tiene que ver con las rodillas, como veremos más adelante. Sin embargo, el ciclismo es una actividad muy recomendable, incluso para principiantes, porque no genera impacto. Al correr, por ejemplo, se soporta entre dos y cinco veces el impacto del cuerpo. Pero en la bici se produce un movimiento continuo fruto del pedaleo.

El estrés es uno de los grandes males de nuestro tiempo y, en general, la actividad física ayuda a combatirlo. Mantener la actividad contribuye a aumentar los niveles de endorfinas, un tipo de neurotransmisor que ayuda a aliviar el dolor y aporta sensación de bienestar.

No te plantees la actividad física como una tarea más a ejecutar dentro de tu agotador día a día, lo que contribuirá a aumentar tu estrés. Al contrario: usar la bici a diario te ayuda a sentirte bien, así que deberías poner el ejercicio físico entre tus prioridades y restar tiempo de otras cosas.

Mitos sobre hacer bici a diario

La desinformación da lugar a confusiones y bulos que no ayudan precisamente a llevar una vida activa y saludable. Repasamos algunos de los más extendidos en torno a la bici.

1. Es perjudicial para el suelo pélvico

A no ser que estés en tratamiento por alguna afección o aún en proceso de recuperación, no tienes que descartar la bici. No va a propiciar la mala salud de tu suelo pélvico, y menos aún si parte de un estado saludable.

Si estás experimentando algunos problemas, lo recomendable es no pedalear de pie. Al hacerlo, se ejerce presión en la zona. Por otro lado, utilizar un sillín diseñado para mujeres te permitirá descargar peso de la zona perineal. Colócalo de la forma correcta, de manera que la espalda esté recta y algo inclinado hacia delante.

2. Es dañino para las relaciones sexuales

El de que la bici afecta a la vida sexual de mujeres y hombres es un mito bastante extendido. Se habla de insensibilidad, de impotencia e incluso de infertilidad. Es cierto que la comunidad científica ha contribuido con estudios que ponían de manifiesto un supuesto adormecimiento y pérdida de sensibilidad del área genital.

Sin embargo, un estudio reciente de la Universidad de Yale ha puesto el foco en la mala colocación del sillín y en llevar una postura incorrecta. Si la altura del manillar es adecuada y el asiento tiene la altura necesaria, no hay presión extra sobre el perineo ni el suelo pélvico.

Un buen uso de la bici soluciona el problema, pero además el estudio se llevó a cabo con un grupo reducido de mujeres que practican ciclismo a nivel competitivo. Con las horas que probablemente dedicas a la bici y asegurando que está adaptada a ti, hay ínfimas posibilidades de que se vea afectada tu vida sexual.

3. Afecta negativamente a las rodillas

Una vez más, insistimos: todo depende de la posición. Cuando vayas a comprar tu bici, asesórate bien de cuál es el tamaño que mejor se adapta a ti y qué ajustes puedes realizar para que ninguna de tus zonas sufra en exceso.

Es cierto que la acción de pedalear, al resultar repetitiva, puede resultar molesta. Pero se trata de asegurar que el movimiento sea fluido y no genere más esfuerzo del necesario. Otra recomendación es aumentar la intensidad de manera progresiva.

¿Es bueno hacer bicicleta estática todos los días?

La bicicleta estática es una de las máquinas más conocidas y utilizadas del mundo del fitness. No falta en los gimnasios y es una de las más vendidas para el equipamiento en casa, y lo cierto es que genera múltiples beneficios como cualquier otro ejercicio cardiovascular.

Se puede hacer bicicleta estática todos los días, sí, no hay nada que lo contraindique. Lo ideal es que planifiques correctamente tu actividad física para no aburrirte e incorporar ejercicios de fuerza. Solo en caso de patologías previas deberías consultar a tu médico, tales como la hipertensión o la diabetes.

¿Hacer bicicleta estática engorda las piernas?

La hipertrofia muscular en piernas o glúteos no debería ser una de tus preocupaciones. Al hacer bici estática de manera regular, quemarás grasa y tonificarás músculos, por lo que el volumen se reducirá en caso de que partieras con cierto sobrepeso.

Para ensanchar músculo necesitarías un plan más específico en el que combines la dieta con entrenamientos de pesas. Pero se necesita mucha constancia y tiempo para conseguirlo. Si lo que te preocupa es que tus piernas sea vean más tonificadas que el resto del cuerpo, planifica los entrenamientos para trabajar todos los grupos musculares con una intensidad homogénea.

Conclusiones

Hacer bici a diario tiene beneficios para tu organismo, desde el aumento de la salud cardiovascular a la tonificación o la reducción del estrés. No temas usar tu bicicleta de paseo o estática todos los días, porque la mayoría de comentarios negativos parten de mitos que ya hemos desmontado.

Ten en cuenta dos premisas básicas para hacer bicicleta todos los días: por un lado, debes asegurar que sillín y manillar están bien colocados y que llevas una posición correcta que evita molestias. Por el otro, planifica entrenamientos completos para trabajar bien todos los grupos musculares.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de BICIO

Leave a Comment

Your email address will not be published.