Cómo elegir las mejores gafas de natación para nadar

Cómo elegir las mejores gafas de natación para nadar

  • Las gafas de natación son un accesorio básico tanto para nadar en piscina como en el mar, por eso hemos hecho una selección con los mejores modelos que se ajustan a los dos escenarios.
  • Así es el nuevo sistema de natación estática para mejorar tu técnica

Cuando vas a nadar, las gafas de natación es un accesorio imprescindible, pero hay que saber elegir la opción correcta porque puede marcar la diferencia. Si hay algo que puede arruinar cada entrenamiento ya sea en la piscina o en aguas abiertas, es unas gafas en las que entran agua a la primera de cambio, que si se empañan continuamente o se desajustan cada dos por tres. Esto se puede convertir en una auténtica odisea. Por eso, a la hora de decantarnos por unas gafas de natación hay que tener en cuenta una serie de características.

Como has de saber, la natación es totalmente compatible con el running. Al ser un deporte cardiovascular y de bajo impacto, es perfecto para los días de recuperación o incluso para seguir haciendo ejercicio cuando estás sufriendo una lesión muscular. Nadar tiene también otros grandes beneficios para los corredores como desarrollar unos músculos más fuertes o a romper la rutina si te encuentras en un momento de decaída y sin ganas de salir a correr.

¿Qué tipos de gafas de natación existen?

En primer lugar, el tipo de gafa: suecas (pequeñas, ligeras y gran ajuste, resistentes y suelen ser la opción más usada); de puente fijo (su uso es más extendido, especialmente entre triatletas, por su comodidad y amplia visualización): o de puente intercambiable, que tienen las mismas funciones, pero lo único que las diferencia es que las lentes son independientes una de otra para así adaptarse mejor al puente de la nariz; o de máscara (son mucho más grandes pero en cambio ofrecen mucha más comodidad y fijación y suelen usarse para bucear o hacer submarinismo). Esto es importante porque hay que tener en cuenta tanto el tamaño y como que se ajusten perfectamente para evitar que se cuele el agua. Por eso, hay que asegurarse de que se sujetan perfectamente con la propia presión de las gafas, así como también de que el faldón se adapta a la forma de la cara correctamente.

¿Qué gafas de natación elegir para nadar en piscina o en aguas abiertas?

Por supuesto, también hay que tener en cuenta el escenario. Es decir, si las vas a usar en piscina o en aguas abiertas. Mientras que para nadar bajo techo debes descartar aquellas gafas de natación que tengas lentes oscuras porque reducirán la claridad tanto por encima como por debajo del agua. Por tanto lo aconsejable para piscina es unas gafas que tengas los cristales totalmente claros. Además, tanto para piscina como mar debes asegurarte de que la lente lleve un tratamiento antivaho para evitar que no se empañen, aunque exista los típicos sprays que ayudan a que no se empañen, y te fastidien los entrenamientos. Mientras que para nadar en un mar abierto, como pueden ser los triatletas, es preferible elegir aquellas que te permitan ver clara y ampliamente debajo del agua, que ofrezcan un buen ajuste y, opcionalmente, que incorpore protección contra los rayos ultravioletas y cristales de espejo porque así reducirás a la cantidad de luz que entra a través de ellas.

Por eso, te proponemos varios modelos teniendo en cuenta cada una de estas características y así puedas elegir las gafas de natación que más se ajusten a tus necesidades.

Leave a Comment

Your email address will not be published.