Beneficios andar en bicicleta para tu salud

Beneficios andar en bicicleta para tu salud

Estos son los beneficios andar en bicicleta para tu salud

Perder peso, ganar energía y tonificar tu cuerpo son solo algunas de las cosas que puedes experimentar al incorporar la bicicleta en tu vida. Así que si estas interesado en saber más te invitamos a que descubras los 10 beneficios de andar en bicicleta para la salud.

Cada vez más personas se animan a buscar alternativas seguras y amigables con el planeta y nada mejor el uso de la bicicleta como medio de transporte. Ya sea para evitar los atascos o para llevar un estilo de vida más saludable, hay muchas razones para ir en bicicleta que en definitiva dan razón al auge a ha tenido en los últimos años.

La bicicleta no sólo es una forma económica y sostenible para trasladarse, también una herramienta para las personas que simplemente quieren darse una pausa del complicado tránsito de la cuidad. Y utilizarla para cualquier fin sólo es bueno para la salud. ¿Quieres saber qué beneficios puedes obtener de la bicicleta? ¡Aquí está una lista de 10 motivos por los que deberías probar andar regularmente en bicicleta!

Pérdida de peso

El ciclismo es un ejercicio que estimula el metabolismo, por lo que el cuerpo quema calorías más rápidamente. Esto se traduce en una menor acumulación de grasa en el cuerpo y, en consecuencia, ayuda a estilizar el aspecto de tu cuerpo.

Mejora el tono muscular.

Como cualquier actividad física, el uso de la bicicleta implica fuerza muscular. Por lo tanto, la práctica regular del ciclismo conlleva un aumento de la fuerza y la tensión muscular, especialmente en la parte inferior del cuerpo. El ciclismo fortalece los cuádriceps, los músculos de los muslos y los glúteos. Los brazos y los hombros también se ejercitan, sobre todo al sujetar el manillar por ambos lados para subir cuestas empinadas.

Mejora tu ánimo

El ciclismo estimula la liberación de endorfinas y serotoninas, hormonas que ayudan a la estabilidad emocional, por lo tanto, andar en bicicleta en una buena forma de combatir la depresión, la ansiedad y el estrés.

Mejora la capacidad pulmonar

Seguramente has visto como ciclistas suben sin gran dificultad subir cuesta arriba, y te habrás preguntado cómo pueden hacerlo. El secreto está en el fortalecimiento de sus pulmones. Cuando se pedalea, es necesita una mayor cantidad de oxígeno y se tiene que hacer más esfuerzo para respirar. Con la práctica, ganas el aliento que necesitas para afrontar no sólo largas subidas, sino también largas distancias.

La ganancia de fuerza física va más allá del tiempo que pedaleas y te ayudará en todas tus actividades diarias. Así que al incorporar el andar en bicicleta a tu vida ya no te quedarás sin aire al llevar a tus hijos al parque.

No daña tus articulaciones

A diferencia de otras actividades, como correr que ejercen un alto impacto sobre tus rodillas, cuando se practica el ciclismo el impacto sobre las piernas y los pies se reduce significativamente. Como resultado, todas las fuerzas transmitidas a las articulaciones, especialmente en los pies y las rodillas, permanecen bajas.

Así que, si tienes limitaciones físicas en actividades como el running, el tenis o el fútbol, definitivamente debes ir pensando probar el ciclismo como opción.

Regula los niveles de colesterol.

El ciclismo, como ya sabes, acelera el metabolismo. Esto significa que las sustancias que forman el colesterol malo (LDL) son quemadas rápidamente por el organismo.

Ayuda a prevenir y controlar la diabetes.

Una persona con diabetes puede y debe hacer deporte, y el ciclismo es una de las mejores opciones para este grupo de personas. La práctica regular del ciclismo ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en sangre y reduce el riesgo de complicaciones cardiovasculares.

Incluso los que no son diabéticos, pero quieren prevenir la enfermedad, deberían incluir esta actividad en su programa.

Controlar la presión arterial

Ya se sabe que el ciclismo fortalece los músculos. Lo que mucha gente no sabe es que el ciclismo también hace trabajar las venas y las arterias. Su proceso de contracción y relajación es más rápido durante esta actividad, lo que ayuda a reducir la presión arterial. Tu corazón te lo agradecerá.

Mejora la coordinación motriz

El ciclismo es divertido y también mejora la coordinación motora. Como la actividad involucra a todo el cuerpo (brazos, piernas, manos), tienes reflejos más rápidos.

Ayuda a curar las lesiones óseas y la artritis.

Al ser un ejercicio de bajo impacto, el ciclismo contribuye a la salud de las articulaciones y previene caídas y fracturas. Es un ejercicio ideal para prevenir la artrosis y la osteoporosis.

Andar en bicicleta con regularidad, junto con una dieta sana y asistir a tus consultas al médico, mejorará mucho tu calidad de vida. Así que ¡a pedalear!

Leave a Comment

Your email address will not be published.